No hay comentarios

 

En un principio la empresa de alquiler es la responsable tanto de los daños humanos o a terceros como de los daños del coche o materiales. Pero esto no quiere decir que el usuario final no deba pagar nada. Dependerá en este sentido del tipo de seguro que esté en vigor.

La gran mayoría de los coches de alquiler llevan incluido en su precio el seguro más básico. Este es el motivo por el que a la hora de recoger el coche inmovilizan una cantidad de su tarjeta de crédito en lo que denominan “franquicia”. Es decir, en caso de accidente esa cantidad no será liberada salvo contratación de pólizas de seguro que sí cubran este tipo de accidentes de tráfico.

Especialmente en época de vacaciones, puede darse la circunstancia de que los accidentes sucedan en vías no asfaltadas, senderos o caminos propios de algunas playas o zonas de montaña… Lugares en los que ni el seguro más completo presta cobertura.

Obviamente, en todo momento partimos de la base de un accidente de tráfico en circunstancias normales. Si el responsable se encontrase bajo los efectos de alguna droga o cometiese algún tipo de negligencia no sólo existirán problemas con el seguro sino todo tipo de responsabilidades legales.

En este sentido, conviene saber que algunas compañías de alquiler de vehículos pueden llegar a cobrar una cantidad extra en función de los días que el vehículo siniestrado esté en el taller. Un motivo más para estar completamente seguro de qué es lo que se está alquilando concretamente antes de encender el contacto del coche.

¿Qué ocurre después de un accidente con vehículos de alquiler?

Lo que ocurre una vez pasado el accidente depende en gran medida de las pólizas y coberturas contratadas. Si se ha contratado una exención de responsabilidad de daños por colisión es la circunstancia donde más tranquilo se puede estar. En caso contrario, lo normal es que la franquicia sea inmovilizada hasta que se determine la cuantía de los daños y la responsabilidad de los mismos.

Las empresas aseguradoras pueden tardar entre uno y dos meses para dar una respuesta en estos casos, ya que además de todo el papeleo entran los estudios y los especialistas en reconstrucción de accidentes de tráfico, que deben realizar sus labores para discernir responsabilidades.

Es fundamental que en todo este tiempo se tenga presente el parte de accidente o, si lo hubiera, el atestado policial. De hecho, recomendamos que se realicen copias del mismo dada la importancia del documento.

Puede darse el caso de que haya que pagar una franquicia con el dinero de la fianza o incluso de su propio bolsillo, para que posteriormente sea abonada la cantidad por parte de la aseguradora. Esto sucede porque en el caso de los vehículos de alquiler los seguros se comportan de una forma distinta a la habitual.

Fuente: aquí

¿Quién es responsable de un accidente con un vehículo de alquiler?
Valóranos